Diseño sin título (7)

4 consejos para mejorar la enseñanza y el aprendizaje a distancia en Educación Parvularia.

Para ti que te preocupas día con día por mejorar la manera de enseñar a distancia para impulsar el aprendizaje de tus niñas y niños pequeños. A continuación, te compartimos 4 consejos para mejorar tus clases en línea.

La preparación

Antes de comenzar a enseñar a distancia debes considerar prepararte a ti, a los padres de familia y a los niños y niñas. Todos necesitamos ayuda con la tecnología, y más ante la pandemia y la educación a distancia que nos tomaron a todos por sorpresa. 

1. Aprende a utilizar herramientas para enseñar en línea. Primero que nada, necesitas encontrar herramientas para comunicarte. Considera utilizar herramientas gratuitas como Zoom, Google Workplace, Microsoft Teams, Blackboard Collaborate y hasta Facebook y WhatsApp.
Por ejemplo, personalmente utilizo una combinación de algunas de estas. Tú puedes utilizar las que te hagan sentir más cómoda y cumplan con la función de entregar el contenido de tus clases de manera síncrona y/o asíncrona.

2. Prepara a los padres de familia. Los padres de familia también necesitan conocer las herramientas y canales de comunicación. Ellos son los que guiarán a los párvulos desde casa.

Por ejemplo, intenta agendar una primera reunión virtual con los padres o cuidadores, envía las invitaciones y breves instrucciones por correo electrónico o WhatsApp, con cierto tiempo de anticipación. Tranquila, será la primera clase. Solo procura resolver las preocupaciones y frustraciones en cuanto al uso de la tecnología. Además, puedes utilizar esta primera sesión para que los niños y niñas te conozcan a través de la pantalla. Tal vez, incluso pueden comenzar a aprender cosas básicas como encender y apagar sus micrófonos y cámaras. No olvides incluir una actividad divertida, como pedirles que busquen su juguete favorito y lo muestren a la clase. Nada mal para un primer día.

La implementación  

Recuerda que no estás sola, tienes un equipo. Conecta con todos, padres de familia, cuidadores y otras educadoras. Esto mejorará tus clases en línea. Aquí va el consejo.

3. Planea el borrador de tu clase. Las educadoras (principiantes o experimentadas) necesitamos planear y retroalimentarnos. Puedes comenzar por compartir tus planeaciones y materiales con tu equipo de trabajo. La retroalimentación que recibas de tus compañeras te será de gran ayuda. 

Por ejemplo, pueden organizar clases de práctica para revisar que el audio y los materiales visuales funcionen correctamente. Por otra parte, no olvides también comunicarle a los padres de familia las fechas, horarios, actividades y objetivos de las clases síncronas. Además, comparte el material de apoyo para los momentos asíncronos. Puedes enviar un correo semanalmente con esta información. Adjunta los materiales necesarios, como hojas de trabajo para que tengan tiempo de imprimirlos o conseguirlos. Finalmente, procura que tus clases sean cortas, alrededor de 30 minutos será suficiente.  La capacidad de atención de los niños en edad preescolar es corta. Necesitarás tanto herramientas electrónicas como físicas para mantenerla. ¡Ojo aquí! No hay fórmula secreta o perfecta, la práctica te guiará. 

La reflexión 

Después de todo el arduo trabajo, toma momentos para reflexionar. Créeme, te servirá. La reflexión al final de una clase o del ciclo escolar te ayudará a evaluar informalmente a los alumnos.  Igualmente, este momento de reflexión le ayudará a tus estudiantes y padres de familia a comunicar sus pensamientos y estar conscientes de los aprendizajes. 

4. Promueve la reflexión. Sabemos que, en esta etapa, reflexionar para los niños y las niñas puede ser difícil. Especialmente con los más pequeños que se encuentran en pleno desarrollo de sus habilidades lingüísticas y socioemocionales. 

Por ejemplo, podemos promover que los infantes nos compartan su parte favorita de la clase, cómo se sintieron y lo que aprendieron. También, este momento le indicará a los padres o cuidadores que la clase ha terminado y le ayudarán a sus niños a desconectarse. Si hay tiempo, pregunta a los cuidadores si observaron algo interesante que te pueda servir para seguir puliendo tus clases. Finalmente, no olvides involucrarte en momentos de reflexión con tu equipo de trabajo. Al final de cada ciclo escolar o periodo de evaluación dedica un espacio a compartir todas tus experiencias y escucha atentamente a otras educadoras. Ten por seguro que la reflexión te ahorrará tiempo y esfuerzo en futuros momentos educativos. 

Comentarios finales

Espero que estos consejos te puedan ser de utilidad. Considero importante compartir experiencias, compártenos las tuyas en los comentarios. También, aprovechó la oportunidad de invitarte a nuestros talleres en línea que te brindarán acompañamiento en el arduo proceso de la educación a distancia en estos tiempos. ¡Ánimo Súper Educadoras!

Reseña descriptiva escrita a partir de:

Kim, J. (2020). Learning and Teaching Online During Covid-19: Experiences of Student Teachers in an Early Childhood Education Practicum. IJEC 52, 145–158. https://doi.org/10.1007/s13158-020-00272-6

Etiquetas: Sin etiquetas

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados